Boletín semanal: El tira y afloja por un nuevo acuerdo constitucional

Las conversaciones por un nuevo acuerdo siguen avanzando. Los partidos políticos han sostenido reuniones ampliadas y también bilaterales, espacios donde buscan acercar posiciones. ¿En qué están de acuerdo hasta ahora? ¿Cuáles son los nudos a resolver? En este boletín te contamos.

 

*Viernes 7 de octubre de 2022


El último día de septiembre



El viernes 30 de septiembre, el oficialismo y la oposición realizaron su primera bilateral oficial tras el inicio de los diálogos constituyentes, que contó con la presencia de un representante de la Democracia Cristiana (DC). 

 

¿Quiénes asistieron? Con su propuesta de seis puntos bajo el brazo, llegaron representantes de las dos coaliciones oficialistas, Socialismo Democrático y Apruebo Dignidad: la presidenta del Partido por la Democracia (PPD), Natalia Piergentili, los diputados Diego Ibáñez (Convergencia Social) y Tomás Lagomarcino (Partido Radical) y el presidente del Partido Comunista, Guillermo Teiller. A estos, se les sumó el senador Francisco Huenchumilla, de la Democracia Cristiana (DC), partido que apoyó la propuesta oficialista presentada el pasado jueves 29 de septiembre.



Desde la oposición, en representación de Chile Vamos, participaron la presidenta de Evópoli, Luz Poblete, junto con los diputados Guillermo Ramírez (UDI) y Diego Schalper (Renovación Nacional). Con estos asistentes, el denominado “grupo de los 8” quedó bajo la siguiente fórmula de composición: cuatro representantes oficialistas, más un demócrata cristiano; y tres representantes de la coalición opositora.



¿Qué pasó? De eso sabemos poco, porque el grupo estableció una primera regla: nadie habla sobre lo que pasa en el grupo de los 8.

 

 

Sin embargo, no todo fue tan top secret, porque se supo que acordaron comenzar a hablar de un acuerdo de “bases institucionales” para un nuevo proceso constitucional. Con esta decisión, dejaron atrás conceptos como “bordes” y “principios» que eran interpretados como límites para la redacción de una nueva Constitución, que alejaban la idea de un consenso amplio.



Lunes 3 de octubre

 

Al mediodía del lunes, la directiva de la UDI criticó el anuncio de la ministra de la Mujer, Antonia Orellana, tras comunicar que el Gobierno está trabajando en la ley de aborto sin causales. Desde el partido gremialista aseguraron que pese a que seguirán participando en los diálogos por un nuevo proceso constitucional, aunque remarcaron que esta situación “opaca” el ambiente de las conversaciones.

 

En este sentido, su presidente Javier Macaya declaró que “no hay que poner todos los focos de la discusión política chilena en el tema constituyente” y llamó a no “sobreinterpretar” las conversaciones que se han tenido hasta el momento.

 

“Nos parece y nos sorprende aún más que busque el camino del enfrentamiento cuando estamos todos hoy día con las mejores voluntades después del plebiscito de construir grandes acuerdos”, declaró la secretaria general de la UDI, María José Hoffman.

 

 

DC: Voto obligatorio o no hay nuevo proceso constituyente

 

Paralelo a los diálogos sobre el acuerdo para emprender un nuevo proceso constituyente, parlamentarios de la Democracia Cristiana, condicionaron su participación en este en la medida que se apruebe el proyecto de voto obligatorio. A su vez emplazaron directamente al Gobierno para su discusión inmediata.

 

Sobre este requisito la senadora, Ximena Rincón, señaló que “no vamos a avanzar en ningún aspecto, si no se acuerda de manera clara y categórica que en cada una de las partes de este proceso y de cada una de las votaciones que vamos a enfrentar como país, van a tener que contar con voto obligatorio”.

 

En esta misma línea, el presidente de la comisión de Constitución de la Cámara Alta y senador falangista, Matías Walker, indicó que el proyecto de voto obligatorio que impulsan desde la DC busca que este se aplique para todo el proceso; tanto para el plebiscito de salida como para la elección del órgano redactor.

 

Desde el Gobierno no quedaron indiferentes a esta declaración, pues la ministra vocera de Gobierno, Camila Vallejo, declaró que están abiertos a la atención de estos requerimientos. “Creemos que el voto obligatorio llegó para quedarse y no tenemos ningún problema en evaluar esas solicitudes de urgencia en el marco de la agenda legislativa», sostuvo.

 

¿Qué dice el proyecto? La iniciativa busca modificar el artículo 15 de la Constitución actual, para que en lugar de decir que el voto es “voluntario”, se indique que este es “obligatorio”. 

 

Artículo 15 de la actual Constitución Política de Chile

 

También propone que la obligatoriedad del voto no sea aplicable a las y los ciudadanos chilenos con residencia en el extranjero. Además, establece que el Estado “arbitrará las acciones necesarias para informar, facilitar e incentivar el ejercicio del derecho a sufragio”.

 

Según lo expuesto en el documento del proyecto de ley, la moción que se encuentra en trámite en la Comisión de Constitución del Senado, busca asegurar la “participación de los moderados”, entendiéndose estos como aquellos que no poseen personalidad política, como los “inquietos, propagandistas y revolucionarios”. 

 

Por último busca “contrastar la corrupción y los fraudes electorales”, mientras que desde un punto de vista cívico apunta a “concurrir a la educación política del ciudadano”, posibilitando que este pueda votar de manera informada.


Martes 4 de octubre

 

 

¡Nos fuimos a Valparaíso! Con bombos y petacas, el equipo de La Neta se trasladó al edificio del Congreso para seguir el pulso de la segunda bilateral entre las coaliciones oficialistas y Chile Vamos. En esta instancia se continuaron las tratativas para destrabar los nudos críticos que han pausado el avance de un nuevo acuerdo constitucional.

 

¿Cuáles son estos puntos críticos? Las fuerzas políticas que han presentado sus propuestas, es decir, Chile Vamos y el oficialismo, aún no logran zanjar tres puntos:

 

  1. Bases Institucionales: Aunque es uno de los puntos con mayores acercamientos entre las fuerzas políticas, aún hay aspectos que no logran consenso: lo referente a Estado unitario y el Estado social de derechos. Este último todavía está sujeto a términos por definir.
  2. Órgano encargado de redactar la nueva Constitución: El oficialismo propuso que este fuera 100% electo y con paridad. Sin embargo, este aspecto aún no ha sido zanjado por Chile Vamos.
  3. Rol de expertos y expertas: Desde Chile Vamos han planteado que este grupo tenga un rol más incidente. En cambio, el oficialismo propuso que este órgano solo ejerza labores de acompañamiento y entrega de insumos.

 

Previo a la reunión, el presidente de la Cámara de Diputadas y Diputados, Raúl Soto, señaló la importancia de que las fuerzas políticas logren consenso en estos puntos críticos, ya que “se cae cualquiera de estos tres elementos y se cae el acuerdo”.



Cerca de dos horas y, nuevamente, bajo carácter top secret, estuvieron reunidas las fuerzas políticas. ¿Quiénes participaron? A la mesa llegaron los presidentes del Senado, Álvaro Elizalde, y de la Cámara, Raúl Soto. Desde el oficialismo y la DC, se repitieron los nombres de quienes estuvieron presentes el viernes pasado. Caso que se repitió en Chile Vamos, aunque con un nuevo asistente: Francisco Undurraga, diputado de Evópoli.

 

A la izquierda, el presidente de la Cámara de Diputadas y Diputados, Raúl Soto, y del Senado, Álvaro Elizalde. 



Reacciones post reunión 

 

Tras finalizar el almuerzo que se extendió un poco más de dos horas, los presidentes del Congreso no entregaron declaraciones tras el encuentro. Sin embargo, los asistentes del oficialismo, la oposición y la DC sí tenían ganas de conversar.

 

Sin acuerdo, pero con “puntos de acercamiento” fueron las palabras del senador demócratacristiano, Francisco Huenchumilla, para referirse a la reunión.

 

Además, el parlamentario aprovechó de comentar la posición adoptada por algunos de sus compañeros de partido que condicionan su participación en el nuevo proceso en la medida que se instale la obligatoriedad del voto para las elecciones venideras.

 

«Las negociaciones no parten con un veto. Si tú haces un veto, te responden con otro veto y, entonces, hay que negociar el veto. Esta es una negociación, por lo tanto no hay una cuestión predefinida que la gente saque una bandera y diga: «De aquí no me muevo». Eso no es negociación», declaró Huenchumilla. 

 

 

Desde el oficialismo, el diputado Diego Ibáñez (CS) valoró la disposición de Chile Vamos “para conversar”, sin embargo considera que el conglomerado sigue limitando la conversación en ciertas materias.

 

“Hay ciertos elementos que tienen que ser debatidos democráticamente porque son, justamente, el corazón de la discusión pública en Chile como, por ejemplo, la propiedad sobre el agua, como el lucro de las Isapres, de las AFP”, indicó Ibáñez.

 

En cuanto al rol de los expertos y expertas, el diputado frenteamplista espera que “el órgano democrático acompañado de los expertos no se restrinja a sostener los malestares anidados en una política constitucional que, a mi juicio, es neoliberal y le hace mal a Chile”. 

 

Por su parte, el diputado Guillermo Ramírez (UDI) señaló que se presentará un acuerdo único con las bases constitucionales y «el mecanismo que vamos a seguir para este nuevo proceso». Junto con esto, mencionó que el voto obligatorio “llegó para quedarse”.

 

Una coordinadora parlamentaria paralela al acuerdo de partidos políticos 

 

Parlamentarias y parlamentarios pertenecientes a las bancadas del Partido de la Gente (PDG) , Partido Republicano (PR), entre otros, junto a los senadores DC Ximena Rincón y Matías Walker, dieron a conocer la creación de una coordinadora parlamentaria por “una propuesta democrática de cambio constitucional”. 

 

En su declaración, expresan su rechazo a los diálogos que han establecido los partidos políticos para un nuevo acuerdo constitucional, post el plebiscito de salida. “Notificamos al Gobierno, a través de la Segpres, que no nos representa un acuerdo hecho fuera de las instancias formales de debate y discusión parlamentaria”, señalan.


Cabe mencionar que desde el inicio de las conversaciones, el PDG y  el Partido Republicano han participado de las conversaciones constituyentes con todas las fuerzas políticas con representación parlamentaria.

 

Sin embargo, hasta este día, el partido fundado por Franco Parisi aún no presentaba su propuesta definitiva. En cambio, el Partido Republicano, desde el plebiscito de salida han declarado que no respaldan un nuevo proceso constituyente, por lo que no han dado a conocer ninguna propuesta al respecto. 

 

Al respecto de este anuncio, el diputado Diego Ibáñez (CS) criticó la conformación de este nuevo grupo: “No tiene sentido entorpecer este proceso de diálogo y de debate”. Además, señaló que en la declaración no hay claridad respecto a las acciones a tomar por este grupo para un cambio constitucional. “No me queda claro si se propone reformar la Constitución del ‘80 o si se propone continuar para llegar a una nueva Constitución”, con este cuestionamiento llamó a “sincerar posiciones”.

 

Grupo de parlamentarios y parlamentarias que anunciaron la creación de la coordinadora.



Los presidentes del Senado, Álvaro Elizalde, y de la Cámara, Raúl Soto, quienes han tenido la misión de liderar las conversaciones constituyentes, reaccionaron a la coordinadora paralela.

 

“Nadie está obligado a sumarse a una tarea tan importante como esta, pero esperamos que todos estén a la altura”, con esto el presidente del Senado aseguró que la reunión del jueves contará con “amplitud” de las sesiones previas. 

 

Junto a la declaración anterior, el timonel del Senado extendió la invitación para la reunión de ese jueves al senador Walker y a la diputada Karol Cariola (PC), ambos presidentes de la Comisión de Constitución en sus respectivas cámaras. 

 

Por su parte, el presidente de la Cámara aseguró que todas las dudas y propuestas respecto al nuevo proceso constituyente serán incorporadas a la mesa de conversación, para que “todos se sientan parte”. 

 

A su vez, invitó a las fuerzas políticas a dejar de lado sus “pugnas internas” y “egos” en el contexto de los diálogos por un acuerdo. “Necesitamos todos desprendernos de aquello para poner delante el interés superior de Chile y aunar esfuerzos y voluntades para ofrecer a Chile un buen acuerdo e itinerario constitucional», señaló Soto.



Miércoles 5 de octubre

 

 

El Congreso no nos quiere soltar, así que esta jornada continuamos en Valparaíso siguiendo las conversaciones por un nuevo proceso constituyente. Y quédate acá, para conocer el gran plot twist de la jornada.

 

¿Sigue la coordinadora o no?



A pesar de ser confirmada su disolución en la mañana por el propio presidente del Congreso, Raúl Soto, y el diputado radical Tomás Lagomarsino, la “coordinadora parlamentaria por una propuesta democrática” que pretende ser un canal alternativo a la mesa oficial sigue más vigente que nunca.

 

Las bajas del senador Matías Walker y su par, Ximena Rincón, tras confirmar su reintegración al diálogo con la mesa oficial, parecían ser un indicador para la disolución de la mesa paralela por un nuevo proceso. Sin embargo, desde el Partido de la Gente anunciaron su continuidad y una reunión programada para el día siguiente.

 

La reunión convocada por el PDG, parlamentarios del Partido Republicano e independientes de RN y “Amarillos por Chile” contaría con la participación de académicos y org de la sociedad. El senador Juan Castro (ind-RN), comentó que comenzarán por este grupo para evitar “decisiones se den cuatro paredes”.

 

 

Respecto a los puntos que defenderán para un nuevo proceso constituyente, la diputada Gloria Naveillán (PDG) dijo que la “única definición clara y común” es el voto obligatorio y que lo demás será discutido en reuniones.

 

Desde la coordinadora paralela también transparentaron las invitaciones realizadas a diferentes parlamentarias y parlamentarios, como Pamela Jiles (PH), Érika Olivera (Ind) y René Alinco (PPD).   

 

No hay documento

 

¿Qué se esperaba para la tarde? Tratar los contenidos de las bases institucionales y principios para exponer ante la sesión plenaria del jueves.

 

El diputado radical, Tomás Lagomarsino, explicó que no se espera zanjar un acuerdo nacido de este diálogo bilateral. “El acuerdo es el final, el que firmen todas las fuerzas políticas que quieran estar presentes y que sumen los 4/7 en ambas cámaras”, precisó.

 

Además, añadió que de las reuniones realizadas en Valparaíso se espera concluir con un insumo que servirá de base para las siguientes conversaciones. 

 

 

Pero no bastó con la expectación y las buenas intenciones, pues tras un poco más de dos horas de reunión entre el oficialismo más la Democracia Cristiana y Chile Vamos, se concluyó una jornada sin documento. Sí, así como lo lee.

 

Ahora, vamos a lo medular, ¿qué dijeron las y los representantes tras finalizar el encuentro?

 

El diputado Guillermo Ramírez (UDI), valoró los avances de una conversación que catalogó como «moderada, respetuosa y seria». En cuanto a la falta de documento, el diputado gremialista apeló a la rigurosidad requerida para su elaboración y no a la existencia de nudos que impidan su desarrollo .“Hemos sido muy meticulosos en la manera en que tratamos ciertos temas, por eso vamos lento, porque estamos tomándonos el trabajo con mucha seriedad”.

 

También en un ánimo optimista, el diputado Diego Ibáñez (CS), calificó las conversaciones como «enriquecedoras». A su vez, recalcó que desde el FA y el oficialismo buscan resguardar un acuerdo que “no excluya a quienes queremos hacer de Chile una sociedad de derechos y no de mercado”.

 

 

Finalmente, el diputado frenteamplista afirmó que “ya están cerca de llegar a un acuerdo”, pero que una de las diferencias que persiste es sobre “el rol del mercado en la sociedad”. Con esto último invitó a la oposición a respetar la palabra empeñada para garantizar un Estado social y democrático de derecho.

 

Jueves 6 de octubre

 

¿Pueden creer que pronto se cumplirá un mes del inicio de los diálogos constituyentes iniciados en el Congreso? Así es… Y esta jornada se inició una nueva reunión ampliada entre los partidos con representación parlamentaria para arribar a un acuerdo constitucional que habilite un nuevo proceso constituyente. 

 

Comenzando con una agitada mañana para el Partido de la Gente, que tenía en su agenda dos eventos: la presentación de su propuesta por un proceso constituyente y una reunión aparte donde participaron expertos y organizaciones de la sociedad civil. 

 

Pero antes de seguir, recapitulemos. El PDG no había participado de las otras instancias de conversación formal entre las fuerzas políticas, siendo esta jornada su primer paso por el pleno. 

 

 

¿Qué tenían para decir sobre su ausencia de los otros encuentros? “Nosotros no hemos sido excluidos de la mesa, nosotros no quisimos participar para poder trabajar nuestros puntos con toda nuestra adherencia y diferentes organizaciones civiles también”, señaló el presidente del PDG, Luis Moreno.

 

Pero, ¿qué proponen desde el PDG? El documento de seis puntos establece como prioridad un plebiscito de entrada con voto obligatorio, e innova en puntos como la modernización del Estado y la exclusión de organismos internacionales en el nuevo proceso son algunos de sus planteamientos.

 

​​¿Qué pasa con su participación en la mesa ampliada? El subjefe de bancada, Víctor Pino, explicó que la mesa paralela del PDG no pretende reemplazar a la mesa oficial. “Vamos a llevar insumos a la mesa oficial desde la sociedad civil y del mundo académico”, señaló el parlamentario sobre el trabajo colaborativo con la mesa oficial.

 

Si quieres enterarte más sobre la propuesta del PDG te invitamos a leer nuestra nota sobre el tema.

 

¿Qué pasó tras la reunión?



Los republicanos dicen adiós



Al finalizar la reunión, la presidenta subrogante del partido republicano, Ruth Hurtado, anunció el retiro de la facción de las conversaciones por un nuevo acuerdo constitucional. ¿El motivo de la salida? Hurtado argumentó que su retirada se debe a que “todas las fuerzas políticas apuntan a que se conforme una nueva Convención”, órgano que consideran “fracasado”. Desde el resultado del plebiscito de salida, los republicanos han manifestado estar en contra de un nuevo proceso constituyente.

 

 

Oficialismo solicita agilizar diálogo



El diputado Diego Ibáñez (Convergencia Social) mencionó que desde el oficialismo consideran que ya se tienen los acuerdos “suficientes para darle un marco a un órgano democrático”, pero que la oposición ha actuado con “soberbia e intransigencia” para avanzar en un acuerdo. 

 

“Si no solucionamos esto la próxima semana es muy difícil que podamos entregarle a Chile la certeza de que el proceso constituyente continúe”, afirmó Ibáñez. 

 

Este llamado fue compartido por su compañera de coalición, la diputada Catalina Pérez (RD), quien solicitó a sus pares de la oposición a “avanzar rápidamente” para dar certeza a la ciudadanía y cumplir con los tiempos legislativos que se tienen para tramitar una reforma constitucional que habilite un proceso constituyente. 

 

 

¿Cuáles son los nudos en disputa? Según las y los parlamentarios del bloque aún no hay consenso en dos puntos: respecto a la composición y mecanismo de elección del órgano y sobre el Estado social y democrático de derecho. Respecto a este último, el senador Ignacio Latorre (RD) interpelo a Chile Vamos por querer consagrar un Estado social y democrático de derecho bajo “rarezas a la chilena”.

 

“Una innovación, una rareza, no existen propiamente tal como un Estado social y de libertades o el Partido Republicano habla de un Estado social y subsidiario de derechos, que son inventos a la chilena y no son otra cosa que seguir consagrando los elementos ideológicos de  la Constitución del ‘80 ilegítima que consagra el negocio en aquellos ámbitos, que para nosotros son derechos sociales”, afirmó Latorre. 

 

Chile Vamos por un acuerdo “sin apremios y pauteos”

 

Ante los cuestionamientos que acusan dilatación del proceso por parte de Chile Vamos, el presidente de la UDI, Javier Macaya, desdramatizó la situación, atendiendo a que la actual mesa de diálogo no se está dando bajo presión como las que se dieron en el marco del estallido social en 2019 que culminó con el acuerdo del 15 de noviembre.

 

Sobre la baja del Partido Republicano de la mesa de conversación con el resto de las fuerzas políticas, el senador calificó como grave su salida “cuando incluso estaban exigiendo hasta el día de ayer participar en esta mesa de conversación”.

 

 

El parlamentario tampoco dejó pasar el emplazamiento del Senador Latorre sobre posibles consecuencias de no concretar acuerdo. “Me parece grave que incluso se esboce posibilidad y la amenaza de un nuevo estallido social”, comentó Macaya. 

 

Además, el senador gremialista aseguró que en las jornadas de conversaciones bilaterales se ha vuelto a discutir la plurinacionalidad y que se ha puesto en duda el derecho sobre los fondos de pensiones. 

 

Finalmente, defendió “la libertad” de elegir en salud, pensiones y educación como derechos sociales. Y sobre lo anterior, añadió que “nosotros creemos muy importante que los actores privados bien regulados por el Estado tengan la capacidad de entregarle a los chilenos un beneficio”.

 

Por su parte el senador RN, Francisco Chahuán, también quiso desmarcarse de las acusaciones del oficialismo, aseverando que sí hay avances. «Nosotros hemos dicho que una base elemental para avanzar en el acuerdo constitucional son las bases o principios orientadores del proceso y en eso estamos muy avanzados».

 

Sin embargo, señaló que estos avances se deben seguir dando “sin apremios y sin pauteos del 18 de octubre”. Sobre esto último apeló a la seriedad que requieren este tipo de conversaciones. “Acá no vamos a apurar los tiempos”, concluyó el timonel de RN. 

 

Entonces, ¿en qué quedó la reunión de este jueves?

 

 

Pese a que las conversaciones han avanzado, todavía se está lejos de un acuerdo. Según el presidente de la Cámara, uno de los avances es el consenso de mantener el voto obligatorio, tanto para el futuro proceso constituyente y próximos hitos electorales.

 

Soto también dijo que es razonable que el acuerdo se cierre en octubre para que los plazos electorales calcen. “Es una disposición que varios sectores políticos nos han planteado y que el trámite legislativo que va a venir después de la reforma (…) tenga como fecha límite diciembre”, afirmó el presidente de la Cámara.

 

La próxima semana se continuará con las reuniones bilaterales entre representantes del oficialismo y la oposición para acercar posiciones de cara al próximo encuentro ampliado, instancias que buscan encaminar las tratativas definitivas para la reunión ampliada entre los partidos del próximo jueves 13 de septiembre a las 10 am. en el exCongreso. 

 

Viernes 7 de octubre

 

Este viernes se retomaron los encuentros bilaterales, con una nueva reunión entre representantes de partidos de la oposición –Chile Vamos– y del oficialismo –Apruebo Dignidad y Socialismo Democrático– para trabajar por un nuevo acuerdo constitucional.

 

Y para seguir enterándote de las novedades de este nuevo proceso, recuerda seguir leyendo nuestros boletines semanales donde te contamos todo lo que debes saber de los principales hitos de cada semana. ¡Nos vemos!

 

 

Deja un comentario