Reacciones a modificación de norma realizada por la Mesa Directiva

Ayer el vicepresidente adjunto Hernán Larraín acusó a la Mesa de realizar un cambio antirreglamentario a un artículo del borrador sobre consulta indígena. Frente a la denuncia, la Mesa respondió que la modificación fue ejecutada en el marco de sus atribuciones y que no alteraba el fondo de la norma.

 

Viernes 1 de julio de 2022

Por Constanza del Valle

 

Con el proceso constituyente ad portas de finalizar, la Secretaría Técnica, se ha entregado a la labor de realizar modificaciones de ordenación final al texto que deberá ser entregado este lunes 4 de julio al Presidente Gabriel Boric. 

 

Fue en este contexto, que el vicepresidente adjunto Hernán Larraín, mediante un comunicado ayer, acusó a la Mesa Directiva de realizar un cambio antirreglamentario en el borrador, calificándolo como “un acto abusivo y antirreglamentario”.

 

La modificación al inciso segundo del artículo 191 sobre consulta indígena fue lo que despertó la alerta del convencional del distrito 11, que en su declaración pública expuso el antes y el después tras los cambios realizados por la Mesa. El cambio, aprobado por ocho votos a favor y uno en contra (el suyo), elimina la palabra “preexistentes al Estado” por “indígenas”.

 

El texto aprobado por el Pleno en primera instancia señala “Los pueblos y naciones preexistentes al Estado deberán ser consultados y otorgarán el consentimiento libre, previo e informado en aquellas materias o asuntos que les afecten en sus derechos reconocidos en esta Constitución”.

 

Mientras que, tras los cambios realizados por la Mesa, quedó de la siguiente forma “Los pueblos y naciones indígenas deberán ser consultados y otorgarán el consentimiento libre, previo e informado en aquellas materias o asuntos que les afecten en sus derechos reconocidos en esta Constitución”.

 

Con esto en cuenta, el convencional de Evópoli cerró su declaración en el siguiente tono: “Es complejo anticipar las consecuencias interpretativas, el sentido y alcance de esta modificación. De lo que hay certeza, es que la Mesa modificó el texto sin tener las facultades para eso. Espero que sean muchos los convencionales que transversalmente soliciten a la Mesa que deje sin efecto esta modificación“.

 

En el intertanto, previo al pronunciamiento de la Mesa Directiva, la vicepresidenta adjunta Bárbara Sepúlveda, se refirió a las acusaciones realizadas por su par «Lamento que ad portas del cierre de la Convención Constitucional, el convencional Larraín, de derecha, esté generando una polémica superficial, falsa, sabiendo que existen las atribuciones (…) para que Mesa pueda definir estas últimas adecuaciones que tienen que ver con un formato y coherencia», indicó la representante del distrito 9.

 

¿Qué dijo la Mesa? A través de un comunicado, la Mesa Directiva se refirió a la acusación realizada por el vicepresidente Larraín. En esta señalan que los cambios realizados se justifican por la interpretación adoptada indica que la Mesa Directiva “tiene atribuciones para introducir correcciones en el texto constitucional, con el objeto de dar cumplimiento al principio de coherencia”.



Respecto al cambio realizado al artículo 191, la Mesa explicó que la modificación realizada no altera el fondo de la norma y que buscaba poner en coherencia el texto. “A propósito de la declaración pública realizada por el vicepresidente Hernán Larraín, declaramos que la expresión usada para referirse a los pueblos indígenas en la propuesta es ‘pueblos y naciones preexistentes’ (…). El sinónimo utilizado obedece a las reglas de lenguaje claro que esta Convención ha adoptado para todo el texto”, señala el comunicado.

 

Por último, afirmaron que la referencia a “pueblos y naciones preexistentes” a pesar de ser sustituida por el Pleno en otros artículos, continuó persistiendo en el artículo 191 imponiendo un “problema formal de referencia”. Ante lo cual, “sin cambiar el sentido de la norma, la Mesa Directiva en mayoría de sus miembros adoptó el acuerdo de corregir la referencia y dotar de coherencia al texto, de acuerdo con las atribuciones anteriormente señaladas”, indican. 

 

Este viernes, el vicepresidente de la Convención Gaspar Domínguez también se refirió a este hecho y explicó el actuar de la Mesa. “La expresión pueblos indígenas aparece alrededor de 34 o 35 veces y quedó una vez en un artículo la expresión ‘pueblos originarios’ y como la Mesa Directiva tiene la atribución de poder corregir las referencias, y (el borrador) se refiere a los pueblos indígenas como pueblos indígenas siempre, salvo en esta posición que se ocupa la expresión “pueblos originarios”, es que la Mesa Directiva adoptó el acuerdo por ocho de sus nueve integrantes que representan a todos los sectores políticos”, precisó Gaspar Domínguez.

 

Domínguez también calificó el asunto como “una polémica que no tiene ningún sustento” y añadió que “por eso la Mesa tenía el rol de revisar el texto después de todo, para hacer algunos ajustes como ese, que no cambian el sentido, por supuesto”. 

 

Alineado con esta posición, Luis Jiménez, vicepresidente adjunto y convencional del Pueblo Aymara, precisó que esta modificación “es una atribución excepcional, que era en caso de que si alguna indicación de armonización no lograba el apruebo y generaba ciertos problemas de remisiones o referencias formativas, nosotros podríamos hacer esos ajustes para solucionar dichos problemas”. 

 

Jiménez, también aprovechó de señalar por qué se cambió el concepto. “Aquí hubo un drama de que las distintas comisiones, al inicio, tenían distintas denominaciones para un mismo concepto. Pasó con pueblos y naciones indígenas, que en otras comisiones se hablaba de pueblos preexistentes al Estado”, precisó. 

 

En horas de esta tarde, el convencional Larraín, insistió en que la Mesa incurrió en una falta, por lo que solicitó que la Mesa volviera a evaluar la decisión para así corregir “esta siutación tan delicada y grave”, según sus palabras.  

 

Al ser consultado por otras modificaciones realizadas ayer al texto, contando con su voto favorable, Larraín confirma “(…) eran cuestiones estrictamente formales, como eliminar algunos epígrafes, como ordenar números de articulado, pero en ningún caso se hizo un cambio de texto por parte de la Secretaría Técnica”. A su vez, el convencional consignó que  “esto (la modificación) provino de una convencional de la Mesa, no de la Secretaría Técnica y esa es la cuestión que estamos denunciado y que esperamos se corrija”.

 

En esta misma línea, la convencional Bárbara Rebolledo, representante del distrito 17 se sumó a las críticas hacia la Mesa. “Si entre naciones preexistentes y pueblos originarios estaríamos hablando de lo mismo, entonces, ¿para qué lo cambian?”, cuestionó Rebolledo.

 

La representante del distrito 17 indicó, según su interpretación personal, que esto “quiere decir que acá hay un sentido mucho más profundo por lo que se está buscando hacer esta modificación”, y añadió que “esta es la primera sorpresa que nos vamos a llevar, previo a que tengamos que cerrar este proceso el día 4 de julio, es decir, puede venir la Mesa ahora con nuevas modificaciones al articulado y claro, no tenemos cómo pasarlo por el Pleno y pedir ahora la votación del Pleno para poder decir nos parece o no nos parece la decisión tomada por la Mesa”.

 

Respecto a los efectos políticos que trae aparejados esta decisión de la Mesa a días de cerrar el proceso, Larraín dice haberles advertido. “Junto con advertir que esto era antirreglamentario, en una segunda intervención señalé con claridad que de avanzar, lo que se iba a crear era una polémica pública y que iba a afectar a la Mesa y a la Convención en su credibilidad y fui súper claro y taxativo y, a pesar de todas las advertencias, la Mesa siguió adelante”, mencionó el convencional. 

 

A su juicio, Hernán Larraín, cree que este asunto podría ser zanjado si la Mesa volviera abrir el debate para volver a votar y corregir lo que se hizo ayer para volver al texto original.

 

Finalmente los convencionales de Evópoli, Larraín y Rebolledo, solicitaron una entrega del borrador antes del 4 de julio. “Nosotros solicitamos, en lo posible, que el texto nos llegue antes del 4 a nuestras manos, porque no queremos estar acá el día de la ceremonia de clausura leyendo cada una de las modificaciones que haya hecho la Mesa”, señaló Rebolledo.

 

Por otro lado, Larraín cerró señalando que “producto de lo que ocurrió el día de ayer, yo conversé con varios convencionales de nuestros colectivos de la centro derecha y vamos a poner a un equipo de abogados que va a revisar exhaustivamente el texto que se va a publicar”.

Si te gustan y te sirve la información que entregamos te invitamos a seguirnos y difundirnos en redes sociales.

 Puedes apoyar nuestro trabajo acá.

Deja un comentario