Luca y media para ir a votar

Por Súbita

Yo fumo lo que venga. Prefiero cigarros sí, aunque están súper caros. En el almacén, los FOX y los JL son los que salen más. En la feria compro los ilegales, porque son más ricos. Gasto entre 1.300 y 2.100 por cajetilla. Si la cuido, me dura hasta dos días. Y ahora, con mayor razón, porque tendré que gastar luca y media en micro para ir a votar por la Yoya, que se le ocurrió ser candidata a constituyente. 

Los políticos se asustaron pal estallido social, al ver a los cabros de la Primera Línea dejando la grande. Me gustó verlos en la tele trabajando apurados y con miedo por la rabia del soberano. Les cabres estaban en la calle todos los días, jodiendo a los pacos, demostrando que son unos jalaos y matones, que le pegan a las mujeres, que se les hace con los hombres. Prefieren empujar a la gente al río, sacarle los ojos con sus balines, romperle la cabeza contra las paredes con el chorro del agua del guanaco, pero se les hace agarrarse a combos con los cabros. 

La “clase” política (como se hace llamar) se puso de acuerdo altiro para tener una nueva Constitución. Andan diciendo los honorables que el logro es de ellos, pero sabemos que fuimos los que salimos a gritar, a protestar, les cabres que se defendían de los pacos y los que nos subimos al caballo de la plaza de la Dignidad, hasta que lo tuvieron que sacar. Las que dijimos basta, que somos pacientes, calladas, resignadas, hasta explotadas, pero nunca weonas y menos, cobardes. Si va a haber nueva Constitución es gracias a nosotras.

Con las protestas por todos lados, les fuimos mostrando que no hay comida para todos los días, que hay que salir a trabajar en lo que se pueda, que la droga se consigue más fácil que el pan, que hay viejos solos que sin no hubiera gente como la Yoya no comen no más. O comen harina con agüita caliente para engañar las tripas. La Yoya vive en mi cuadra. Es inteligente y le gusta leer, y se informa. Al principio me miraba feo, porque como soy rubia, me compraba por cuica. Ella ayuda en la junta de vecinos y lo hace por puro amor a la causa. Es solidaria, junta juguetes, junta los remedios que sobran cuando se mueren los enfermos, reparte comida, cocina en las ollas comunes, le enseña a leer a las mujeres que no terminaron el liceo, porque es profe. Yo le ayudo cuando puedo y con las lucas que guardo cuando me aguanto el vicio. Yo quiero que ella escriba la nueva constitución. 

La elección será en dos días para evitar contagios y que se junte  mucha gente. Hay que escoger para varios cargos, pero para mí, lo más importante es elegir a les constituyentes. La Yoya es independiente y de izquierdas, como dice ella, porque hay muchas izquierdas distintas. Le ha costado un mundo hacer campaña, porque no tiene plata. El ex alcalde que va por el distrito, tiene monedas hasta pa regalar. Pero la Yoya no se rinde así como así. Dice que si nos unimos y concentramos los votos en ella y en su lista, capaz que salga. Capaz que le ganemos a los políticos de siempre, que nacen y se mueren siendo políticos, como si no pudieran trabajar en otra cosa.

Por eso voy a gastar una luca y media para ir a votar por ella, porque el gobierno hasta en eso se caga y no dio los pasajes de micro. Quieren ganar siempre ellos, creen que nos van a ganar con plata.

Lo que no saben es que nosotras hemos hecho dos cosas importantes en la vida: ganarle a  Pinochet en el plebiscito del 88, y el Apruebo el año pasado. En la cuadra, todes vamos a ir a votar. Los jóvenes están más decididos que  los viejos y viejas. Es normal. Están asustados por el virus. Yo les digo que vayan no más, que hay más peligro en el súper, que lleven mascarilla, dos, por si acaso, gel en la cartera, un lápiz azul, la plata pa la micro y papel confort, por siaca. 

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: