Constituyentes feministas presentan propuestas de normas por el derecho al cuidado y reconocimiento del trabajo doméstico y de cuidados

Las iniciativas son apoyada por diversas organizaciones y tienen por objeto establecer un marco constitucional que permita garantizar el derecho multidimensional al cuidado.

30 de diciembre, 2021

 

La propuesta, que contiene dos artículos, busca por un lado garantizar el derecho al cuidado. Esto es, a grandes rasgos, que todas las personas tienen derecho a cuidar, ser cuidadas y a cuidarse desde el nacimiento hasta la muerte, y que el Estado debe proveer los medios para garantizar que este cuidado sea digno y realizado en condiciones de igualdad y corresponsabilidad.

El otro artículo de la iniciativa, pretende que se reconozca el trabajo doméstico y de cuidados. La norma propone que el Estado reconozca que los trabajos domésticos y de cuidados son trabajos socialmente necesarios e indispensables para sostener la vida y la sociedad, que son una actividad económica que contribuye a las cuentas nacionales y que deben considerarse en la formulación y ejecución de políticas públicas.

La propuesta fue apoyada transversalmente por constituyentes feministas provenientes de distintos colectivos políticos y, según quienes la ingresaron, se espera que sea discutida en la Comisión de Derechos Fundamentales. Entre ellas quienes impulsaron esta propuesta, se encuentran las convencionales Mariela Serey, Constanza Schonhaut, Malucha Pinto, Ingrid Villena, Tammy Pustilnick, Adriana Ampuero, Bárbara Sepúlveda, Alondra Carrillo y Janis Meneses.

Además, la iniciativa contó con el respaldo de diversas organizaciones sociales y sindicales, como la Asociación Yo Cuido, Fundación de la familia cuidadora Kam, Fenpof Chile, Fundación Apost, Nodo XXI, Internacional de Servicios Publicos (capítulo Chile) y el Frente Feminista CS.

Durante la presentación de esta iniciativa, la convencional Mariela Serey señaló que “los cuidados dan la sostenibilidad de la vida (…), por lo que debe considerarse una condición indispensable para la continuidad de la sociedad. Este es un tema que existe desde siempre, pero totalmente invisibilizado”.

Por su parte, Constanza Schonhaut indicó que «reconocer que el cuidado es un trabajo que no está siendo remunerado ni reconocido por la sociedad, pero que genera valor. Es un trabajo que tiene valor económico y tiene que ser considerado, por ejemplo, en las cuentas nacionales”.

Las agrupaciones que se hicieron presentes en la presentación de esta norma también valoraron positivamente esta norma. Jessica Cubillos, de Fenpof Chile, relevó en su intervención la importancia del reconocimiento del trabajo de cuidados. “Las manos de todas mis compañeras se levantan, porque nosotras les hacemos fácil la vida al Estado hace años. Ya no más, basta de que el Estado descanse en nuestras manos y cuerpos, en la vida que también se nos va cuidando«.

Otra organización que se hizo presente en esta presentación de norma fue la Coordinadora Feminista 8M. Pamela Henríquez, representante de la agrupación destacó que esta es la primera iniciativa que reconoce el trabajo de cuidados y doméstico. Nosotras como dirigentas y mujeres, sabemos muy bien lo que significa eso. Sabemos la dificultad a la que nos enfrentamos a diario».

Jaime, quien asistió en representación de Conadis, cerró el punto de prensa realizado durante la presentación de esta norma con las siguientes palabras: “Estamos a favor de eliminar toda forma de opresión en la sociedad y también materia de cuidados”.

 

 

Si te gustan y te sirve la información que entregamos te invitamos a seguirnos y difundirnos en redes sociales.

Puedes apoyar nuestro trabajo acá.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: