Partidos políticos zanjan sus posturas sobre la propuesta de nueva Constitución

El texto que será entregado el próximo martes 7 de noviembre al Presidente Gabriel Boric, ya cuenta con adherentes y detractores. 

 

*Por Renata Paredes, pasante de La Neta

 

El lunes 30 de octubre, la propuesta de nueva Constitución fue aprobada por el Consejo Constitucional. Y en la antesala a la campaña al plebiscito de salida, diversos partidos y movimientos han comenzado a manifestar su compromiso con el “A favor” o el “En contra”, que serán las dos opciones sobre las cuáles la ciudadanía deberá pronunciarse el próximo domingo 17 de diciembre.

 

“A favor” 

 

Desde la vereda de quienes han oficializado su defensa a este nuevo proyecto de Constitución, se encuentra el movimiento Amarillos por Chile, Partido Demócratas y Renovación Nacional

 

Amarillos anunció, a través de una declaración pública, que la Directiva Nacional y el comité político decidió por unanimidad “invitar a las chilenas y chilenos a votar a favor de la nueva constitución en el plebiscito del 17 de diciembre”. 

 

Según el comunicado, esta decisión se fundamenta en que, pese a que la polarización predominó sobre la posibilidad de alcanzar amplios acuerdos transversales, el texto propuesto por el Consejo significa una mejor alternativa a la Carta Magna actual

 

En el mismo tono, desde el surgente Partido Demócratas, que al igual que Amarillos no tuvo representación en el Consejo, manifestaron que de ser aprobado el nuevo proyecto, trabajarán para “impulsar reformas constitucionales específicas para aquellos aspectos que deban ser perfeccionados”. Conoce aquí su declaración.

 

Mientras que desde Renovación Nacional, el Consejo General del partido definió su posición a favor con el 93% de los votos. Con esto, se transforman en la primera colectividad de Chile Vamos en oficializar su postura. El comunicado lo encuentras aquí

 

La secretaria general de RN, Andrea Balladares, señaló que “tenemos un texto que da estabilidad y seguridad a Chile, que es mejor que la Constitución actual y que permite que nuestro país avance”. Además, el partido indicó que no insistirán en un tercer proceso.

 

“En Contra”

 

Por otra parte, el Partido Socialista, el Partido por la Democracia, el Frente Amplio y el Partido Comunista han manifestado su rechazo por la propuesta del Consejo Constitucional, anunciando que votarán en contra.

 

El partido presidido por Paulina Vodanovic, manifestó a través de una declaración pública que, pese a que han buscado hace décadas tener una Constitución en democracia, la imposición de “normas identitarias” por parte del sector mayoritario del Consejo, les hizo perder la esperanza en este proceso. En su último congreso, el partido decidió que “como socialistas, no aprobaremos cualquier texto y no retrocederemos en derechos y avances en la justicia social que tanto nos ha costado ganar”. Además, manifestaron su apoyo a la decisión del Presidente de no perseverar en un tercer proceso y centrar los esfuerzos en reformas sociales.

 

Desde el Partido Por la Democracia, denominaron este proyecto como “la Constitución de Kast” y presentaron 15 puntos de la propuesta que a su parecer representan una “regresión de derechos”, llamando a la ciudadanía a no aprobar un texto que es peor que el actual. Al igual que el PS, manifestaron que su prioridad estará en buscar acuerdo en torno a reformas esperadas por los chilenos y chilenas, en materias como salud, pensiones, educación y seguridad.

 

El Frente Amplio también definió estar “En Contra” señalando que la propuesta constitucional “consagra los derechos de la élite económica, fomenta las desigualdades entre chilenos y chilenas y propone a Chile un camino de inestabilidad”. Asimismo, hicieron un llamado a la ciudadanía a desplegarse y formar comandos ciudadanos, “que informen de manera objetiva los abusos y retrocesos que podría implicar la aprobación” de esta nueva Carta. Lee el comunicado aquí.

 

Por su parte, el Partido Comunista, acusó mediante declaración pública que el fracaso del proceso constitucional se produjo desde el momento en que el Partido Republicano anunció que “ésta no sería la Casa de Todos”. Junto a lo anterior, y como motivos para definir su postura “En Contra”, explicitaron que el texto atenta contra las y los trabajadores, las mujeres y contra el pueblo de Chile, entre otros.

 

Descolgados por el “En Contra”

 

Aunque los partidos políticos ya han definido su postura, esta no necesariamente es compartida por sus militantes. Un ejemplo de ello es la carta de los senadores de centro-derecha, Rojo Edwards (REP), Alejandro Kusanovic (IND-RN) y Juan Castro Prieto (IND-RN).

 

Los parlamentarios señalaron que el voto “A Favor” extenderá la incertidumbre constitucional, relegando las urgencias sociales. Por otro lado, también manifestaron su preocupación por la consolidación del Estado Social y Democrático de Derecho.

 

Sobre esto último, el senador Edwards señaló que se “consolida la idea de que es el Estado el que entrega los derechos de forma progresiva, más que simplemente garantizar derechos de las personas”. En la misma línea, Castro expresó que “la propuesta de texto crea derechos colectivos y grupos de personas privilegiados”. Lee la carta AQUÍ.

 

Además, en sus últimas declaraciones, el senador republicano afirmó que más de la mitad de su colectividad está en contra de la propuesta del Consejo. Esto a pesar de que Republicanos ostentaron e impusieron su mayoría con 22 consejeros constitucionales.