Plebiscito Constitucional: El Rechazo ganó con el 61,8%

El 4 de septiembre, día del plebiscito constitucional, en una jornada de atenta vigilia se reunieron a partir de las 17 horas los comandos ciudadanos por el “Apruebo» y el “Rechazo”, respectivamente. Conforme pasaban las horas, las cifras indicaban a la opción que rechazaba como la preferida por los chilenos y chilenas. Así fue, con un 61,8%, y esta crónica entregamos los detalles de cómo se vivió esa jornada desde ambos grupos en Santiago.

 

*Por Constanza Valle y Catalina Gutiérrez

Lunes 5 de septiembre de 2022

 

Apruebo 


En la intersección de París con Londres, a pocas cuadras de la Alameda, el Comando “Aprueba x Chile” tenía preparado el escenario que esperaba recibir a sus voceros cuando los resultados comenzaran a conocerse. Mientras que las figuras políticas del comando iban llegando, el Partido Republicano (PR) fue la sede de operaciones de diferentes periodistas, como nosotras que estuvimos desde las 15 hrs. tanteando el ambiente. 

 

Debido a la diferencia horaria con el resto del territorio nacional, la región de Magallanes fue la primera en cerrar sus mesas y comenzar con el conteo, por lo que a las 17 hrs., frente a una televisión, periodistas y militantes del PR compartieron sillones para seguir el conteo de votos de las primeras urnas que se abrían en el territorio nacional. 

 

Sin embargo, a medida que la pila de votos del Rechazo comenzaba a crecer en las diferentes mesas de la región, el sillón comenzó a desocuparse. Periodistas de diferentes medios comenzaron a apostarse cerca de la carpa a la espera de alguna reacción frente a estos primeros resultados, pero nadie salió. 

 

La noticia de los medios de televisión, desde esa región, se centró en que la opción Rechazo se impusó en la mesa donde votó el presidente Gabriel Boric, con 168 contra 117 del Apruebo. Sin embargo, en conversaciones de pasillos la militancia de los partidos parte de “Aprueba x Chile” mantenían a la tranquilidad a la espera de los resultados del territorio nacional, específicamente de los de la zona central donde se esperaba que una diferencia de 10 puntos le entregará la victoria a su opción.  

 

Antes del cierre de mesas en el resto del territorio nacional, la única celebración que se escuchó desde la carpa fue cuando se dieron a conocer los resultados del voto extranjero. Según datos del Servel, la opción Apruebo se impuso con un 60,92% de los votos, mientras que el Rechazo sólo alcanzó un 39,08%. Y fue la única.  

 

A las 19:05 hrs., con un 6% de las mesas escrutadas, el Rechazo tomaba ventaja con 181 mil votos. Y en media hora, ya era tendencia en las urnas del país con 1 millón 700 votos a su favor. El mutismo de París con Londres contrastaba con los videos que enviaba parte del equipo de La Neta desde el comando del Rechazo, donde se cantaba el himno nacional a todo pulmón. 

 

El primer reconocimiento del triunfo del Rechazo vino de parte de Flavia Torrealba, presidenta nacional de la Federación Regionalista Verde Social. La militancia comenzó a apostarse cerca del escenario, ojos rojos que se cruzaban en abrazos de consuelo se repetían en la multitud. En ese clima, Karol Cariola y Vlado Mirosevic, diputados y principales voceros del comando, junto a diferentes figuras políticas se subieron al escenario y entregaron una declaración asumiendo su derrota. 

 

«Hemos escuchado la voluntad mayoritaria de Chile y lo hacemos con humildad. La mayoría se ha manifestado, pese al anhelo de tener una nueva Constitución, ha rechazado la propuesta de la Convención Constitucional”, señaló la diputada. A su vez, y a pesar de los resultados, afirmó que «la decisión del plebiscito del 25 de octubre sigue vigente», anunciando su compromiso por un nuevo proceso.

 

«La Constitución del ’80 no nos une ni nos representa, la decisión de votar una nueva Constitución sigue vigente y ha sido reconocida por representantes del Rechazo durante su campaña. Le prometieron al país que la Constitución de la dictadura quedará en el pasado«, agregó Cariola.

 

Terminada la declaración, diputados, diputadas y senadores fueron los personajes políticos más solicitados para conseguir declaraciones con las impresiones post resultados del plebiscito. Reflejo de una certeza tras el resultado: el proceso constituyente se traslada al Congreso. 

 

 

Certeza que fue confirmada en cadena nacional por el Presidente Gabriel Boric, quien se comprometió a continuar hasta “arribar a una propuesta que de confianza, que nos una como país”. 

 

«Los chilenos y chilenas han exigido una nueva oportunidad para encontrarnos y debemos estar a la altura. Me comprometo a poner todo de mi parte para construir en conjunto con el congreso y la sociedad civil un nuevo itinerario constituyente”, con esto el presidente afirmó su compromiso.

Al final del mensaje presidencial, la intersección París y Londres comenzó a vaciarse. Terminada la ley seca, el bar abrió sus puertas con sus tres mesas llenas. En la Alameda con altura San Francisco, carabineros de tránsito mantenía el tránsito cortado y las balizas de fuerzas especiales de carabineros se dirigían a Plaza Dignidad. La avenida más transitada de la capital se encontraba vacía.
 

Rechazo

 

En el piso -1 del Hotel Nodo, en Providencia, la Casa Ciudadana por el Rechazo reunió a sus voceros y adherentes desde la cinco de la tarde para esperar los resultados del plebiscito de salida.

 

En el ambiente teñido por el blanco, azul y rojo de las banderas chilenas de las y los asistentes, se hacía sentir la expectación, particularmente cuando el reloj marcó las seis de la tarde, hora del cierre de mesas.  

 

Con un proyector de pantallas sintonizando el conteo de votos y sillas dispuestas para las y los espectadores, se transmitieron los primeros resultados parciales que ya demostraban una ventaja del Rechazo en regiones. En Magallanes, lugar de origen del Presidente Boric, el resultado preliminar fue arrollador: 59,9 % de votos para el “Rechazo” y 40,07% para el “Apruebo”. 

 

Mientras se seguían informando sobre los resultados a lo largo de todo Chile, el optimismo de las vocerías y adherentes empezaba a aumentar. Entre gritos de victoria y entonaciones del Himno Nacional, el exconvencional Bernardo Fontaine tuvo activa participación, ofreciendo muestras públicas de agradecimientos a las organizaciones de la sociedad civil detrás de la Casa Ciudadana por el Rechazo, como “Yo apoyo a Carabineros”. 

 

Bárbara Rebolledo y Eduardo Cretton, exconvencionales, también fueron parte de esta jornada, además de Francisco Orrego, impulsor del movimiento “Con mi plata no.” Más tarde se sumarían figuras de la política tradicional como Karla Rubilar, ex Ministra Segpres (2019-2020), Paula Daza, ex subsecretaria de salud (2018-2021) y Germán Codina, alcalde de Puente Alto. 

 

Este último, en conversación con La Neta, comentó a lo que debería apuntar un eventual nuevo proceso constituyente. “Necesitamos fortalecer nuestra democracia, terminar con los abusos, mejorar la salud pública, las pensiones y el combate a la delincuencia y, por eso, lo que hay que hacer es con humildad estar disponibles para sentarse de manera transversal  con quienes fueron derrotados y, en conjunto, redactar un nuevo texto constitucional, con participación ciudadana, pero seria, y que nos permita en definitiva hacer un proyecto nuevo de constitución para que ojalá sea apoyado por el 100% de la ciudadanía”, señaló el alcalde Codina.

 

Finalmente, a eso de las 21 horas, las cifras eran decidoras e irrevocables. Con 38.526 mesas escrutadas de un total de 38.757, la opción que rechazaba una nueva Constitución alcanzaba un 61,88% de las preferencias, traduciéndose esta en una participación de casi 8 millones de personas, versus el 38,12% que aprobaba una nueva carta fundamental y que representaba a casi cinco millones de votantes. 

 

Hoy día no hay ganadores ni perdedores, sino que lo tenemos hoy día son chilenos que tenemos que volver a reencontrarnos para seguir avanzando, sanar las heridas que dejó esta Convención Constitucional y volvernos a abrazar en nuestras diferencias, porque solo cuando estamos unidos somos más fuertes que nunca”. Con estas palabras, tras dar las gracias y un “¡Viva Chile!”, Claudio Salinas, vocero de la Casa Ciudadana del Rechazo, se retiró al champañazo de celebración en el piso 12 del hotel. 

 

 

Deja un comentario